Tras vencer el cáncer, Nathan Adrian aparece en Lima

Nathan Adrian prevé que sus éxitos como nadador, que incluyen cinco oros olímpicos, no ocuparán el lugar más especial en su mente al final de su vida.

Tal vez hace unos años les confería una mayor importancia a las preseas. No ahora, después de ganar su carrera más reciente, para vencer el cáncer.

“Esto ha cambiado completamente mi perspectiva. Al final del tiempo que esté aquí en la Tierra, cuando ello llegue, no pienso que lo primero que me pase por la mente sea cuántas medallas de oro gané”, dijo Adrian durante una entrevista con The Associated Press antes de competir en los Juegos Panamericanos de Lima, donde las pruebas de natación arrancan este martes.

“Estoy bastante seguro de esto. Tal como lo sabrán, quizás hace cinco o seis años mi respuesta a ello puede haber cambiado un poco”, dijo Adrian. “Así que mis prioridades siguen estando en competir y en obtener logros en el más alto nivel, desde luego. Pero trato de estar lo más atento posible a la capacidad de respirar hondo o de disfrutar la compañía de quienes me rodean”.

En diciembre, se diagnosticó a Adrian un cáncer testicular.

“Mi reacción fue la que probablemente experimentaría la mayor parte de la gente. Un poco de todo, ya saben: un poco asustado, un poco molesto, preguntarme el porqué. Preguntarme si había hecho suficientes llamadas a mi madre”, dijo con una sonrisa. “Fue todo este tipo de cosas, como una montaña rusa, como si no pudiera realmente controlar esto, así que en cierto modo simplemente dejé que las cosas ocurrieran”.

Los médicos le dijeron que el cáncer se había detectado en forma oportuna. El tratamiento comenzó. Un mes más tarde, Adrian se sometió a una cirugía y decidió seguirse entrenando para los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

El nadador de 30 años, obtuvo recientemente la plata en el relevo combinado de 4×100 en el Mundial de Gwangju, Corea del Sur. Esa plata se sintió como un oro para Adrian, quien compitió apenas meses después del diagnóstico de cáncer.

“Estoy todavía en el proceso de conquistar esto”, explicó. “Entre un par de cirugías, tratamiento y supervisión continua, aquí estamos, un poco más de seis meses después, y simplemente me siento afortunado de competir”.

El deportista de 30 años se dijo también ansioso de participar en sus primeros Juegos Panamericanos.

“Me siento bien, acabé el Mundial hace más o menos una semana, y aquí estamos, para competir otra vez… Nunca antes he estado en unos Juegos Panamericanos, así que es algo agradable”, comentó Adrian a la AP cerca de la piscina donde se realizarán las competiciones. “Son como unos miniolímpicos, así que la sensación es muy especial”.

En Londres 2012, Adrian se coronó en 100 metros estilo libre. Cuatro años después se quedó con el bronce en Río de Janeiro. Tiene otras cuatro medallas olímpicas de oro, como parte de los equipos de relevos de Estados Unidos.

Adrian nada desde los 2 años. Comenzó a competir desde los 5. La decisión de volver a la piscina tuvo el respaldo de sus seres queridos, incluida su esposa Hallie Ivestec, sus padres Jim y Cecilia Adrian, así como sus dos hermanos, Donella y Justin, quienes participaron también en competencias de natación.

El nadador contó que ha tenido comunicación mediante internet con otras personas que enfrentaron un diagnóstico similar.

“Muchos de mis mensajes en este punto han sido para algunos hombres: Si sienten que algo pasa, hay que consultar al médico”, indicó. “Muchos esperan. Sienten que algo pasa y esperan hasta que las opciones de tratamiento son más escasas y el pronóstico no es tan bueno. Pero si averiguan esto pronto, la detección temprana es clave, y ojalá que todos puedan vivir un poco más”.

Como en cualquier carrera, su meta es vencer al cáncer en el menor tiempo posible. Sus otros objetivos están claros también.

“¿En el futuro? Desde luego, Tokio 2020”, aseveró. “Y en la vida, probablemente pasar un poco más de tiempo en casa con mi esposa y un poco menos de viaje, entrenando y compitiendo, una vez que esto se haya terminado”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *