De las carreras de calle a los Juegos Parapanamericanos

Competir con atletas convencionales y en carreras de calle le sirvió a Juan Pugo para empezar a destacar en el atletismo paralímpico, sostiene su entrenador Adrián Torres.

Los dos fueron reconocidos este miércoles por parte de la Federación Deportiva del Azuay (FDA), después que el atleta cuencano consiguió la medalla de oro en el Grand Prix Paralímpico de Grosseto-Italia en la prueba de 1.500 metros y consecuentemente su clasificación a Juegos Parapanamericanos de Lima-Perú.

“El objetivo que nos planteamos a inicios de año era imponer la marca para los Juegos Parapanamericanos. El Comité Paralímpico nos brindó la oportunidad de hacer este viaje a Italia en busca de registrar dicho tiempo y no les fallamos”, dijo Torres.

La clasificación de Juan se dio en los 1.500 metros, a pesar de que Pugo es especialista en el fondo. Tuvo que asumir este reto porque en su categoría T20 (atletas con discapacidad intelectual), es la única prueba que hay en el programa paralímpico, explicó Torres.
Por tal razón el fondista tuvo que someterse a una adaptación de distancias más cortas, lo que involucra un trabajo de velocidad, resistencia a la velocidad y más fuerza. “Poco a poco se adapta a este tipo de carreras…Al inicio fue difícil”, confiesa el adiestrador.
Pugo, quien tiene una discapacidad intelectual del 41%, sostuvo que la meta es conseguir una medalla en los Juegos Parapanamericanos en busca de un un cupo para el Mundial de Atletismo, a realizarse de 5 al 15 de noviembre en Dubai. “El sueño que tenemos con el profe Adrián es llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020”.

De este modo, el atleta de 25 años mantiene la esperanza de pasar a integrar el Plan de Alto Rendimiento. (JMB) (D)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *